Entradas más populares

sábado, 29 de marzo de 2008

INMIGRANTES EN ESPAÑA


A la espera de un futuro claro

Inmigrantes hindúes en Ceuta.Dicen estar desesperados después de no encontrar una luz en el túnel de la incertidumbre en el que se ven inmersos desde que llegaron a la ciudad hace ahora un año y medio. Han llamado a todas las puertas sin lograr una solución a su problema y ahora se enfrentan a lo que muchos consideran ya como la última esperanza, la Comunidad Hindú de Ceuta. Esta asociación ha elaborado un escrito con los nombres de los 72 hindúes que se encuentran en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) y se entrevistará a principios de la semana con el delegado del Gobierno, Jenaro García-Arreciado para buscar alguna solución a la situación que atraviesa este grupo de inmigrantes.
“Sólo quieren alguna información para su futuro”, afirma Kartik Raj, un indio residente en Inglaterra que visitó la ciudad en una ocasión y ahora ha vuelto porque se ha interesado en este grupo e intenta ser un intermediarios entre ellos y la sociedad.Gurpreet Singh, llegado desde la región del Punjab, explicó a ‘El Faro’ el motivo de su largo viaje: “He llegado hasta España para buscar trabajo. En la India hay muchísima gente y no hay para ganarse la vida. Tengo problemas con mi familia. Tenía tres hermanas y ahora están todas muertas”.Sin embargo, Gurpreet es una persona formada: “He estudiado Bachillerato y estoy graduado en Comunicación. En la India no tenía un futuro, por eso me marché”.A Gurpreet le es indiferente llegar a la península o permanecer en Ceuta. Su único objetivo es conseguir un trabajo “digno” para poder enviar dinero a su familia. “Mi gente no puede ganar dinero, ya que mis padres son viejos y no tengo ningún hermano que pueda tirar del carro de la familia. Tengo la necesidad de saber qué va a pasar conmigo porque ni siquiera puedo dormir por la noche debido a la gran presión a la que vivo sometido”, explicó.No obstante, no quieren “quebrar la ley” para conseguir su cometido, por lo que continuarán solicitando ayuda de la manera que lo están haciendo hasta ahora.En cuanto a su estancia en el CETI, Inder Yit Singh, otro de los inmigrantes, afirmó que “hay mucha gente, incluso hay diez hombres en una habitación muy pequeña”. Aunque no se quejan, indicaron que no les gusta la comida: “No nos gusta la comida, porque es la misma día tras día”, añadió.Dicen no tener acceso a información a cerca de lo que pueden hacer para conseguir un abogado y solucionar su problema y recuerdan el incidente de un inmigrante que falleció tras intentar pasar a la península debajo de un camión.Tres casos de tuberculosisSegún indicaron los inmigrantes en una conversación con este medio, hay un total de tres inmigrantes ingresados en el Hospital Militar -dos indios y un argelino- por haberles detectado tuberculosis. “Ahora nos están haciendo análisis de sangre y varias pruebas a las personas que hemos convivido en el CETI con alguno de los afectados”, afirma Inder Yit señalando una marca en su brazo. “La mujer y la hija de uno de los ingresados están en la India sin ningún apoyo porque él está sin poder hacer nada en el hospital”, finalizó Rajid Komar, el tercero de los inmigrantes entrevistados por este medio.