Entradas más populares

lunes, 24 de marzo de 2008

FESTIVAL DE HOLI

Celebran Holi en la India, el Festival de los Colores

Nueva Delhi, 22 mar (PL) Los indios celebran hoy Holi, el Festival de los Colores, con los que espantan a los demonios, los malos augurios y malignas intenciones, e invocan el bien, la alegría, el bienestar y la salud.
Son dos días de celebraciones que emanan de la costumbre teológica hindú del Vaishnava, una rica tradición mitológica en torno al dios supremo Vishnu o Narayana, que rige sobre el pasado, el presente, el futuro, y reina en el interior humano y en la naturaleza.
Es la celebración que hace a los indios iguales, y por un momento quedan al margen las diferencias de castas, y todos se unen para compartir en cada comunidad según sus recursos y en cada región acorde con sus ritos y costumbres.
De acuerdo con la tradición, en tiempos muy remotos el rey Hiranyakashipu se sintió tan fuerte que dijo ser un dios inmortal y obligó a sus súbditos a venerarlo, pero su hijo, Prahlad, insistió en continuar adorando a Vishu.
El monarca trató de matarlo de diversas maneras, pero resultaba en vano: el joven sobrevivía a todo atentado. La hermana del rey, Holika, quien poseía una estola que la protegía de las llamas se prestó para aguantar al joven en una pira a fin de que este se quemara.
Pero, ferviente devoto de Vishnu, Prahlad lo invocó una vez más y una ráfaga de viento le arrancó la estola a Holika para protegerlo y la pérfida mujer pereció quemada.
En la noche del primer día de Holi, los vecinos se reúnen para hacer la fogata en la que se queman las malignas intenciones y el demonio personificado en Holika.
Y en el segundo, llamado Dhulhendi, es la fiesta de los colores, en la que se pintan entre sí y se tiran agua coloreada. Prevalece la alegría, y en la festividad participan niños, adolescentes, adultos y ancianos por igual.
Es una fiesta popular organizada espontáneamente a lo largo de los años por el pueblo en la que se comparte, se bebe, se come, se charla, se baila al compás de ritmos folclóricos y se hacen nuevos amigos.
Es abierta a todos, no importa si el vecino o el residente es extranjero, y con ella también se da la bienvenida a la corta primavera en la India.