Entradas más populares

jueves, 13 de marzo de 2008

En los atentados de Lahore también han sido afectadas seriamente algunas estructuras católicas

En los atentados de Lahore también han sido afectadas seriamente algunas estructuras católicas
Lahore (Agencia Fides) - El doble atentado suicida de ayer, 11 de marzo, en Lahore, en la provincia oriental del Punjab, provocó veintiséis muertos, más de cien heridos e ingentes daños en estructuras y edificios. Los dos ataques terroristas, casi simultáneos, fueron perpetrados con dos automóviles guiados por kamikaze. El primero estalló delante de la sede local de la Agencia Investigativa Federal, en pleno centro citadino: el edificio, semidestruido, es también sede del cuartel general de los instructores antiterrorismo estadounidenses que adiestran investigadores locales, probablemente objetivo principal del ataque. Poco después, un segundo atentado tenía en la mira una agencia publicitaria situada en un barrio residencial: entre las víctimas están dos niños. Como resultado de los atentados han sido afectadas también algunas estructuras de la Iglesia católica: el Centro Paolino de las Hijas de San Pablo, la Catedral, la residencia del Arzobispo, una escuela católica, el Centro de Caritas Pakistana, la tipografía católica y la casa de los catequistas. Como informa un comunicado de la Curia general de las Hijas de San Pablo enviado a la Agencia Fides, “nuestras hermanas se encontraban en la librería junto con sus colaboradores al momento del ataque terrorista. Quedaron fuertemente conmocionadas y atemorizadas por la caída del techo y de una pared, pero nuestros Santos las han protegido una vez más, evitando daños personales. Las imágenes mismas de nuestros Santos quedaron intactas mientras todo a su alrededor estaba destruido. En estos días se estaban preparando nuevas iniciativas para las celebraciones pascuales. Tendrán que salir adelante con valentía y volver a empezar con confianza en el Señor y en su vocación paulina. Todas las acompañamos con nuestro afecto, nuestra oración y con viva solidaridad. Necesitarán seguramente de nuestra ayuda siempre generosa”. (S.L.)