Entradas más populares

viernes, 14 de marzo de 2008

CHANDIGARH


Chandigarh, India
Cuando en 1947 se realizó la partición de la India británica en India y Pakistán, el estado de Punjab necesitó una nueva capital para reemplazar a Lahore, que quedó del lado paquistaní. Entonces el primer presidente independiente de la India, Jawaharlal Nehru, decidió encarar la construcción de una nueva ciudad que demostrara el progreso y la grandeza del país como nación moderna. El primer diseño se le comisionó al arquitecto estadounidense Albert Mayer, que trabajaba con el polaco Matthew Nowicki. Cuando éste falleció, ingresó al proyecto Le Corbusier. Su plan aplicaba los principios de la ciudad modernista en términos de división de funciones urbanas, de diseño antropomórfico y con una clara red de calles y
sendas peatonales. Los edificios de la ciudad están caracterizados por la elección de “materiales honestos”, ladrillo rojo, concreto, con estructuras geométricas y superficies crudas e incompletas, entre parques y jardines. Chandigarh está dividida en sectores —del 1 al 47; el sector 13 no existe porque Le Corbusier era supersticioso— y cada uno es una unidad independiente con sus propios mercados, templos, centros comerciales y escuelas; además, todos están ubicados a una distancia menor de diez minutos, caminando. Hoy Chandigarh, una de las ciudades más desarrolladas de India —con un porcentaje de 97% de alfabetización—, conserva la mayor cantidad de edificios diseñados por Le Corbusier en el mundo.