Entradas más populares

sábado, 23 de febrero de 2008

LA TIERRA DE LO RACIONAL Y LO ANALITICO


India, tierra de lo racional y lo analítico
En la India hay 415 lenguas de las cuales la constitución reconoce dieciocho como oficiales. Cuando aquí nos peleamos por qué lengua utilizar hacemos nuestras las palabras del escritor y político Krishna Kripalani: "No es inusual en un hogar indio ver a los padres conversar entre ellos en una lengua, hablar con sus hijos en otra, dirigirse a los criados en una tercera y atender a los visitantes o huéspedes en otra u otras lenguas".
Sabemos que la India tiene una tradición cultural milenaria, que es la patria del sánscrito, una lengua literaria, antigua, y madre de todos los idiomas europeos. "A veces tenemos una imagen demasiado unidireccional de la India, como de un paraíso de la mística y esto es algo que a los propios indios les molesta. La India es la tierra del pensamiento racional y analítico y eso se ignora en Occidente" nos cuenta Óscar Pujol.
Fue en la primavera de 1999 y gracias a la mediación de la profesora de Estética Oriental en la Universidad de Málaga Chantall Maillard, cuando el filósofo y escritor catalán Rafael Argullol se puso en contacto con nuestro hombre –Óscar Pujol–, para llevar a cabo unos diálogos entre un representante de la tradición india y ellos mismos.
Estos diálogos no pretendían enfrentar a Oriente y a Occidente, sino todo lo contrario. Se celebrarían entre Barcelona y Benarés, en donde desde el año 1986 Óscar Pujol se encontraba viviendo.
¿Quién es Óscar Pujol?Acercar posturas y para ello como nos cuenta el propio Pujol: "Fue finalmente mi mujer, Mercé Escrich, quien me dio la idea de escoger a un pandith tradicional que no estaba encerrado en el baluarte de su pasado Vidya Mivas Mishra que ha fallecido recientemente, pero que se interesaba de una forma creativa por las aportaciones y subterfugios de la modernidad".Fruto de esos diálogos ha sido el libro, Del Ganges al Mediterráneo. Un diálogo entre las culturas de India y Europa. (Editorial Siruela). Pero, ¿quién es Óscar Pujol? Nacido en Arbos, 1959, estudió sánscrito en la Banaras Hindu University de Benarés en donde se doctoró en Filología Sánscrita y fue en 1993 cuando comenzó a preparar un diccionario sánscrito-catalán bajo el patrocinio de la Consejería de Educación y Cultura del Gobierno autónomo de las Islas Baleares y de la Universidad de las mismas islas, que los interesados pueden ya consultar con un prólogo de Raimon Panikkar.
Han sido tantas las aportaciones de este catalán universal que al hablar con él sus palabras suenan a un enamorado de su cultura. "Tengo un hijo de diecisiete años y habla cuatro lenguas perfectamente, lee cuatro lenguas y las escribe; catalán, hindi, castellano e inglés. Tanto mi mujer como yo nos hemos preocupado de enseñarle castellano bien. Se trata de sumar, no de restar. Siento que tengo una obligación hacia mis antepasados".
Entre otros ejemplos, en el Árbol de la vida en Kairos uno de los capítulos está firmado por él: Naturaleza y culto, pero no se detiene ahí. Publica en Trotta, La sabiduría del bosque, una antología de las principales Upanisáds, en donde explica esa especie de dualidad entre las personas que viven en el bosque y abandonan las ataduras sociales y aquéllos que viven en la ciudad y se casan, junto con Félix G. Ilárraz y en colaboración con Chantall Maillard.
El placer estético en la tradición india. Actualmente se encuentra trabajando en el Instituto Cervantes en Nueva Delhi. Hay otros escritores de esa tierra que de alguna manera están abriendo una puerta en occidente. Pero a Óscar Pujol lo que le motivó de una manera especial y sin querer ha sido esa lengua, el sánscrito.
Lengua plástica y flexible
"Se consideran necesarios al menos doce años para aprender bien el sánscrito. Se trata de una lengua muy plástica y flexible y tiene muchos tiempos distintos en función del estilo que se utilice. Comencé estudiando sánscrito como un juego, actualmente se ha convertido en la actividad más importante de vida".
El sánscrito, el griego y el latín. Parece como si estas lenguas se volvieran a dar a conocer. "Son lenguas que han configurado algunas de las grandes culturas clásicas de la humanidad. Su literatura encierra unos conocimientos y unos valores humanos que siguen teniendo una gran relevancia en el mundo moderno. No podemos considerarlas como lenguas muertas, ya que encierran 3.000 años de experiencia humana".
Hacer un diccionario, pero en catalán. "Estamos ultimando los detalles para poder hacer una versión en castellano del diccionario y espero que pronto la podamos tener entre las manos, nos gustaría preparar una versión inglesa del mismo, pero ahora la prioridad es el castellano".
"Me llaman el indio"
Nos encontramos en Madrid hablando con él. Ha venido a dar una conferencia en la Universidad Complutense y el taxi que lo lleva al aeropuerto se desespera, el fotógrafo y compañero Sebastián Romero Márquez, que ilustra esta columna, no nos encuentra. Este hombre con su entusiasmo nos anima a todos y nos dice: "Mis amigos en India me llaman el indio" Y de repente alguien dice: "¿Crees en ello?" "Si nosotros los catalanes no hacemos cosas en catalán, ¿quién lo va a hacer?".