Entradas más populares

lunes, 14 de enero de 2008

DIALOGO INTERRELIGIOSO


Una Escuela de Ciudadanía impulsa el diálogo entre religiones
En la Comunitat Valenciana conviven 11 confesiones diferentes

Fomentar el diálogo entre religiones y la participación social de las diferentes confesiones es el principal objetivo de la Escuela de Ciudadanía y Diálogo Interreligioso.Esta nueva institución acaba de ser impulsada por la Generalitat, a través de un convenio con la fundación CeiMigra. Esta escuela se convertirá en un espacio que permitirá el conocimiento entre las diferentes religiones, con la finalidad de alcanzar una mayor integración social e intercultural.La creación de la Escuela de Ciudadanía y Diálogo Interreligioso se enmarca dentro de la Ley de Participación Ciudadana "que garantiza los derechos" de las diferentes comunidades religiosas, según destacó Rafael Blasco, conseller de Inmigración.El primer convenio entre este departamento de la Generalitat y CeiMigra, por valor de 11.000 euros, prevé la celebración de un seminario "sobre las claves del éxito y las dificultades de las entidades religiosas", según agregaron desde la Conselleria de Inmigración.A lo largo de 2008 se irán firmando una serie de convenio de similares características.Al margen de las diferentes religiones practicadas por los ciudadanos españoles, la inmigración ha supuesto en los últimos años una revolución en cuanto al crecimiento de creencias diferentes al catolicismo. En la Comunitat viven 727.080 personas de nacionalidad extranjera. Según fuentes oficiales de la Conselleria de Inmigración y Ciudadanía, "solamente observando las tres primeras nacionalidades (rumanos 95.235 rumanos, 56.342 marroquíes y 51.425 ecuatorianos), hay tres religiones diferentes: ortodoxos, musulmanes y católicos".A ellos, habría que sumar los 121.271 ciudadanos británicos empadronados en los municipios valencianos. Aunque se trata de un tipo de inmigración diferente a la rumana, marroquí o ecuatoriana (es una inmigración de tipo residencial, no laboral), aportan una cantidad importante de creyentes anglicanos a la Comunitat, donde conviven hasta 11 confesiones diferentes.