Entradas más populares

martes, 1 de enero de 2008

BALCANIZACION PAQUISTANI

Alfredo Jalife/Analista internacional
Previsible, la balcanización paquistaní

Para Alfredo Jalife, analista internacional, el atentado que provocó la muerte de la dirigente de la oposición paquistaní, Benazir Bhutto, sólo provocará una guerra civil, el desmoronamiento del Estado paquistaní y quizá la probable intervención estadounidense para dividir al río Indo.Habla a Siempre! sobre los contextos local, regional y global que pueden explicar la muerte de esta mujer considerada, como la líder de los pobres y reconocida por ser la única mujer que ha gobernado un país musulmán.—Hay un contexto local —dice— de lucha interna por el poder, con elecciones programadas para enero que se escenifica en medio del retorno de Benazir, que fue dramático pues tuvo un atentado con 180 muertos en octubre y ahora que se tornó trágico con su muerte. La lucha interna viene “per se”. No es nuev. Viene desde el papá, Zulfikar Ali Bhutto, hace 30 años, que fue colgado por el general Zia.Hay dos contextos más, el regional. No olvidemos las fronteras de Paquistán, en un país muy estratégico, sus fronteras principales son Afganistán. Estados Unidos y Gran Bretaña están en guerra con Afganistán, país que además tiene 56 kilómetros de frontera con China. No creo que a ningún país le guste tener tropas estadounidenses en su frontera. Está el asunto de Cachemira, un pleito que tiene con India desde hace varias décadas, desde la separación de la India en 1948 y donde se han librado tres guerras; además hay una frontera en la región del Punjab con la misma India.Luego están los movimientos separatistas en Baluchistán, una región rica en gas y petróleo donde los chinos construyen el puerto de Gwadar con un costo de entre 2 y 5 mil millones de dólares. Los chinos están buscando su salida al mar, tienen frontera con Paquistán en el norte al mar arábigo para estar cerca del Golfo Pérsico.Es clara la connotación regional de varios traslapes tribales, éticos, religiosos y sobre todo la talibanización de la parte occidental del río Indo, que exquisitamente fractura el país en dos en forma vertical y ahí ya de facto existe un califato que ha creado Al Qaeda. Han instaurado la sharia, la ley islámica. Naturalmente esta situación tiene muy tensa a la región sobre todo porque están en alianza con los talibanes, las tribus paschtun.
Bhutto, la expresión occidental
Donde viene el choque es que Bhutto, sin duda alguna era la máxima expresión occidental en Paquistán de los intereses británicos y estadounidenses —nos guste o no— y tiene una prensa muy favorable en Occidente, pero no así en estas tribus medievales, islámicas, jihadistas.Benazir es la expresión más occidental de un país fracturado, provenía de una región del Sindh, cuya capital es Karachi, donde hoy con su muerte hay revueltas en esa región, era su baluarte, pero también está la riquísima región de Punjab, que están muy ligados al modus operandi occidental.Paquistán es difícil de gobernar, lo ha demostrado desde su nacimiento. A nivel regional imperan todas las fuerzas de la zona, no olvidemos que el mismo Baluchistán es frontera con Irán, hay vasos comunicantes del Golfo Pérsico y nos estamos comunicando con la costa oriental del Mar Mediterráneo. En esta parte euroasiática están en juego todas las grandes potencias, Rusia, China, Estados Unidos, Gran Bretaña —con sus tropas—. Aquí curiosamente llama la atención que Yevgueni Primakov, el ex primer ministro ruso muy ligado a los servicios de inteligencia rusos, pero quizás el mayor experto en asuntos euroasiáticos, decía que la región más candente del mundo no era Palestina, ni Líbano, ni Irak, ni Irán, sino Paquistán y no se equivocó.
“El país del 11 de septiembre”
Existe un aspecto global que se nos olvida. Como analista bauticé a Paquistán como “el país del 11 de septiembre”. Podemos ver cronológicamente cómo instalan un año antes de los atentados del 11 de septiembre de 2001, con la anuencia de Estados Unidos, al general Pervez Musharraf. No hago acusaciones, son lecturas cronológicas.Hay un cronograma estratégico que le conviene a alguien. ¿Por qué se instala a Musharraf un año antes de los atentados?, ¿en dónde? Y eso sí se sabe, tuvieron una gran participación los servicios de inteligencia de Paquistán, precisamente en el financiamiento de los supuestos terroristas que dejó hacer y pasar la administración Bush.Por eso llamo a Paquistán “el país del 11 de septiembre” y de aquí se desprenden hipótesis personales. Una, existen elementos separatistas muy fuertes, vemos fuerzas centrífugas que son mayores a las fuerzas centrípetas. El segundo aspecto es que hubo un gran acercamiento en esos momentos entre Estados Unidos e Irán, donde también se da la mediación saudita. Uno no puede entender la política de Paquistán sin la cobertura nuclear que le aportan al consejo de cooperación del Golfo de las seis petromonarquías árabes.El grave problema de Paquistán es que pueden quedar sueltas en su proceso balcanizador más de cien bombas nucleares. En un escenario perverso, ¿a quién le conviene? No hay que eliminar ni a Gran Bretaña, ni Estados Unidos, que queden las cien bombas nucleares en manos de Al Qaeda. No olvidemos: es un invento británico-estadounidense. Esto obviamente perjudica a los enemigos económicos de Estados Unidos —quien perdió la guerra de Irak— que son el RIC, Rusia, India y China.
¿El ejército paquistaní?, ¿la CIA?
Llama la atención que este atentado se da luego de hechos importantes —que incluso no fueron publicados en Estados Unidos—, el pasado 25 de diciembre; uno, Rusia lanza exitosamente su nuevo misil intercontinental balístico de 7 mil kilómetros de alcance; dos, lanza otro desde un submarino; tres, los ejercicios conjuntos entre China e India por primera vez en su historia que tienen un gran significado en Euroasia, y cuarto, las declaraciones estruendosas del canciller ruso, Sergej Lavrof, que dice que ellos no sólo están en contra del despliegue misilístico, balístico, de Estados Unidos, en Polonia y en la República Checa, sino que tienen datos fehacientes que esto va dirigido en contra de Rusia y no en contra de Irán como alega Estados Unidos.Son cosas muy fuertes. Esto puede ser la respuesta de las manos oscuras dentro del gobierno de Musharraf, del ejército, o de esos traslapes que a veces manejan muy bien los servicios británicos y la CIA, entre Musharraf y los servicios de inteligencia que estuvieron en el asunto del 11 de septiembre, que sí están bien documentados y sobre todo las conexiones y vínculos que tienen con Al Qaeda que tiene ya su provincia en la región occidental de Paquistán y los talibanes.¿A quién le conviene este asesinato? Esta es la hipótesis perversa. La hipótesis benigna sería borrar las huellas del 11 de septiembre y qué mejor manera de hacerlo que borrar a Paquistán del mapa.La muerte de Bhutto desencadenará la balcanización que ya existe. Era una mujer temeraria, casi ingenua. Con el atentado anterior, ¿cómo puede ser que no tuviera seguridad? La matan en el cuello y pecho. Quien disparó contra ella sabe que esto provocará una reacción en cadena. No hay instituciones judiciales en Paquistán, acaban de levantar el Estado de emergencia, no existe prensa libre.Hoy Paquistán tiene dos instituciones, el ejército y sus servicios secretos que son fuera de serie, pero el ejército está dividido, no olvidemos que la tropa es talibanesca y jihadista. Aquí también Estados Unidos puede intervenir diciendo “voy a salvar la democracia”. No hay que eliminar esa posibilidad.Estados Unidos no puede dejar suelto a Paquistán, sería muy ingenuo pretender que la van a dejar suelta, sobre todo viendo los grandes juegos donde están ganando sin disparar una bala, India, China y Rusia. Puede ser pretexto para intervenir.