Entradas más populares

sábado, 15 de diciembre de 2007

PAKISTAN - Se espera la revocación del estado de emergencia, mientras el país se prepara para las elecciones de enero.
Islamabad (Agencia Fides) - Mientras la nación espera con ansia el retiro del decreto del estado de emergencia, que el presidente Pervez Nusharraf ha anunciado su término para el 16 de diciembre, la comunidad cristiana de Pakistán continua a promover la democracia, la libertad y los derechos humanos en el país. La Iglesia católica, en vista de las elecciones parlamentarias de enero de 2008, está organizando una campaña de sensibilización para eliminar las discriminaciones en el sistema de voto.Musharraf, después de haber cedido el comando del ejército y convertirse en Presidente civil de la nación, en su primer discurso al pueblo ha anunciado la fecha del fin del estado de emergencia y ha defendido su política que, a su decir, ha permitido al país de permanecer unido y de no ceder “a la deriva del terrorismo, de los medios de comunicación del sistema judicial”.En la situación de tensión que todavía atraviesa el país, la comunidad cristiana ha quedado al lado de la población civil, invocando libertad, justicia, respeto de los derechos fundamentales de opinión y de asociación. Los Obispos del Pakistán, que en un documento oficial han pedido la revocación del estado de emergencia y medidas para la afirmación de la democracia y de los derechos humanos (ver Fides 27/11/2007), han registrado la solidaridad de los Obispos americanos, que han difundido recientemente una carta de apoyo a los hermanos en el episcopado de Pakistán.Mientras tanto el pensamiento de todos, también de las minorías religiosas cristianas, hindúes, budistas, sikh, está dirigido a las elecciones parlamentarias previstas para el 8 de enero de 2008. Mientras algunos partidos democráticos han anunciado el boicot a las elecciones para protestar contra Musharraf, el voto representa para la minoría religiosa la enésima ocasión de denunciar el sistema electoral discriminatorio en vigor en el país.Por más de veinte años, que el sistema de voto subdivide los electores según la fe religiosa, reuniéndolos en 5 grupos (islámicos, cristiano, hindúes, ahmadi, y después el grupo que incluye sikh, budistas y parsi), reservando un limitado número de sufragios a las minorías y prohibiendo a los ciudadanos de una religión de votar por candidatos de otra fe. En 2002 Pervez Musharraf ha logrado agregar una pequeña modifica, permitiendo a los ciudadanos no musulmanes de votar también los candidatos musulmanes, pero no ha logrado abolir del todo la regla, a causa de las fuertes presiones de los partidos fundamentalistas islámicos. Los ciudadanos no musulmanes no pueden ni siquiera ser elegidos en el Senado.La Iglesia católica siempre ha denunciado este sistema que en vez debería ser gobernado por reglas laicas y considerar a los ciudadanos todos iguales, en cuanto electores, a prescindir de la propia fe religiosa. El Presidente de los Obispos Pakistaníes, Mons. Lawrence Saldanha, lo ha definido un sistema “inicuo y discriminante”. En las próximas semanas hasta las elecciones de enero, la comunidad católica ha previsto una serie de encuentros y debates, para reintegrar a los jefes políticos pakistaníes el pedido oficial de reformar el sistema electoral, favoreciendo del apoyo de las otras minorías religiosas y también de grupos musulmanes moderados.(PA) (Agencia Fides 13/12/2007)