Entradas más populares

lunes, 31 de diciembre de 2007

DOS SUICIDAS MUEREN EN ATAQUE EL PUNJAB

Dos suicidas mueren en un ataque fallido en Pakistán
KARACHI (Reuters) - Dos supuestos atacantes suicidas murieron el domingo en la provincia pakistaní de Punjab, al centro del país, cuando los aparatos que portaban estallaron de manera prematura en un aparente atentado fallido contra un ex ministro, dijo la policía.
La explosión en Haroonabad, en el sur de Punjab, se da sólo días después de que la ex primer ministro Benazir Bhutto murió en un ataque suicida, lo que provocó hechos de violencia generalizados en los que han fallecido al menos 44 personas.
La policía dijo que creía que Mohammad Ejaz-ul-Haq, un ex ministro de asuntos religiosos en el Gobierno del presidente Pervez Musharraf, era el blanco del ataque. Haq estuvo en una casa a 200 metros del lugar de la explosión.
"Yo creo que ellos estaban allí para atacar al señor Ejaz-ul-Haq, quien visitó la zona el día anterior," dijo a Reuters Zafar Abbas, agente de la policía de distrito en Bhawalnagar, a través de un llamado telefónico.
Haq ya había abandonado la zona antes del incidente.
La policía encontró restos humanos y partes de una moticicleta repartidos en el lugar de la explosión y sospechan que los suicidas tuvieron un accidente o se cayeron de la moto, lo que detonó los explosivos.
"Hemos recuperado dos cabezas, que están severamente mutiladas y no pueden ser identificadas. Una parece pertenecer a una persona de 40 años, mientras que la otra es más joven," dijo otro agente de policía.
Haq es hijo del difunto ex gobernante militar general Mohammad Zia-ul-Haq, quien ejecutó en 1979 al padre de Bhutto, el ex primer ministro Zulfikar Ali Bhutto.
Ul-Haq había sido identificado como un posible blanco de milicianos, después de un ataque suicida contra el ex ministro del interior Aftab Ahmed Khan Sherpao en el que murieron más de 50 personas la semana pasada.La policía dijo que algunos elementos religiosos en una mezquita cercana habían cantado lemas contra Ul-Haq y contra el gobierno de Musharraf debido al asalto militar contra un movimiento de estilo talibán en la Mezquita Roja de Islamabad en julio, el que provocó una serie de ataques suicidas.