Entradas más populares

martes, 23 de octubre de 2007

La India rural ocupa un lugar primordial en las conversaciones oficiales
Nueva Delhi, 19 de agosto— La zona rural de India ocupó un lugar primordial en la reunión que sostuvo el presidente del Banco Mundial, Paul Wolfowitz, con los líderes del país en Nueva Delhi. Esta sesión se llevó a cabo un día después de la visita a las mujeres rurales en Andhra Pradesh, quienes llevan la delantera en el creciente movimiento de autoayuda de India.
Wolfowitz se reunió con el Primer Ministro de la India, Manmohan Singh, el Ministro de Finanzas, P. Chidambaram, y el Director de la Comisión de Planificación de India, Montek Singh Ahluwalia. También hizo una visita protocolar al Presidente de India, Dr. APJ Abdul Kalam.
Para continuar con el tema de las zonas rurales, que copó su agenda del primer día en India, el Presidente del Banco y Chidambaram presidieron la firma de un convenio de préstamo por US$325 millones destinado al Proyecto de mejoramiento del sector de agua de Maharashtra en Nueva Delhi. (link to press release)
Maharashtra es el segundo estado más grande de la India y alberga a 96 millones de personas. Hoy, enfrenta el complejo desafío de administrar los recursos hídricos en condiciones ambientales cambiantes. Casi el 60% de la población del estado vive en zonas rurales; de ellos, aproximadamente el 80% llevan a cabo actividades agrícolas y consumen el 80% del agua disponible. Al mismo tiempo, la rápida urbanización e industrialización de Maharashtra aumenta la presión sobre los escasos recursos.
Durante la firma del convenio de préstamo, el Ministro de Finanzas de la India dijo que la reparación, la renovación y la restauración de cuerpos de agua es prioridad nacional.
“El proyecto de Maharashtra respalda nuestros objetivos nacionales porque abarca la rehabilitación y modernización de sistemas de riego y mejora la seguridad de los diques”, señaló Chidambaram.
Wolfowitz respondió que ayudar a India a desarrollar y administrar sus recursos hídricos era “una de las actividades más apasionantes en las cuales puede participar el Banco”. “Espero que este proyecto –que está orientado a lograr que cada gota de agua llegue a Maharashtra- sea un modelo a seguir para el trabajo a favor del desarrollo y que beneficie a las personas que luchan por mejorar su vida”.
En reuniones oficiales sostenidas durante el día, Wolfowitz compartió su entusiasmo con respecto a lo que había visto en la zona rural de Andhra Pradesh. Felicitó al Gobierno por crear una gran fuerza social de mujeres con poder y se enteró de que el movimiento de autoayuda de las mujeres estaba llegando a otros estados. Y lo que es más notable, este crecimiento se produjo casi en su totalidad impulsado por la demanda.
Los equipos del gobierno de India informaron a Wolfowitz de un programa muy ambicioso y primera prioridad para el país, el Bharat Nirman (“Construyamos India”) que consiste en un plan de actividades destinado a construir obras de infraestructura básica en zonas rurales.
Este plan se ejecutará en un período de cuatro años con un costo de aproximadamente US$40.000 millones y fija objetivos de gran envergadura para antes del año 2009 en seis áreas: sistemas de riego, caminos, suministro de agua, vivienda, electrificación rural y conectividad rural en telecomunicaciones. Se espera trabajar en estrecha relación con órganos gubernamentales locales y organizaciones comunitarias.
El Banco ya está trabajando activamente en respaldar a India en tres de estos sectores: sistemas de riego, suministro de agua potable y caminos rurales y los líderes gubernamentales pidieron más apoyo de parte del Banco. El equipo del Banco, formado entre otros por el vicepresidente para Asia meridional, Praful Patel, y el director del Banco Mundial para India, Michael Carter, acordó trabajar con el gobierno para ver cómo mejorar el respaldo entregado, especialmente a nivel estatal.
También se informó a la delegación del Banco sobre la enorme necesidad de infraestructura física que tiene India. La mitad de los hogares del país no cuenta con energía eléctrica y el 90% de las carreteras son sólo de dos pistas y están en malas condiciones. Por su parte, los aeropuertos, puertos y vías férreas carecen de capacidad adecuada.
India necesita invertir US$100.000 millones en obras de infraestructura durante los próximos siete años. Tal cantidad de recursos sólo se puede reunir trabajando en conjunto con el sector privado. Ambas partes acordaron buscar ideas específicas que permitan utilizar recursos públicos y privados.
Tanto el Primer Ministro como el Ministro de Finanzas expresaron sus agradecimientos al Banco por el trabajo realizado en India y señalaron que la relación continuará creciendo en los años venideros. Por su parte, el Presidente del Banco continuará sus reuniones el día sábado con representantes de mujeres, jóvenes y empresarios.
Permanent URL for this page: http://go.worldbank.org/41111JY9X0